All Posts Tagged “belleza”

Ellas, víctimas del discurso del marketing tecnológico

Los productos que van enfocados al sector de mercado femenino han sido tradicionalmente unos “abusones” en términos de retórica publicitaria. Muchas de las cremas que se anuncian en televisión basan sus propiedades en palabrería vacía y rimbombante que no está respaldada por estudios científicos que lo abalen.

Según parece los directivos de agencias de marketing tienen tendencia a creer que las mujeres son más crédulas a la palabrería vacía y grandiolocuente. Y si echamos un vistazo a los productos tecnológicos que pretenden la compra del sector femenino ya nos encontramos con auténticos discursos propios de anuncios de teletienda en altas horas de la madrugada.

Por ejemplo, haciendo una rápida búsqueda: observemos el sector de las planchas de pelo. Muchas de ellas se venden explicando que llevan generadores de rayos infrarrojos que “bañan” el pelo y consiguen mejores alisados y una mejora de la salud capilar. Si buscamos los efecto que tiene la radiación infrarroja en nuestra melena nos daremos cuenta rápidamente que no hay estudios publicados al respecto que avalen dicha teoría. ¿Así, de que nos sirven una planchas de pelo que hacen luz infrarroja? Bien, estéticamente nos pueden parecer más bonitas, pero lo más probable es que no sean capaces de aportar mejoría alguna si las comparamos con otras planchas de pelo exentas de lucecitas.
Siguiendo en este mismo nicho de mercado, nos podemos fijar en ghd, la conocidísima marca de planchas de pelo. Con unos precios que, comparándolos con la competencia se antojan descaradamente altos, se venden como la marca premium del sector. Si echamos un vistazo en esta comparativa de los modelos de ghd podremos apreciar las innovaciones (o, mejor dicho, la prácticamente inexistencia de ellas) que se han introducido en las gamas de planchas que tienen al mercado. Como se puede ver, las principales innovaciones de sus planchas son estéticas; excusa que parece ser suficiente para aumentar progresivamente los precios de cada una de sus gamas. Por ejemplo, si miramos las especificaciones de uno de sus modelos intermedios, nos encontramos con una jerga elogiosa pero nada concreta, que no llega a argumentar ni demostrar las alabanzas y cualidades que otorgan al producto.

publicidad ghd
Si observamos otro sector típicamente femenino, el de los cosméticos, nos encontramos con flagrantes engaños. L’Oréal, por ejemplo, tuvo que retirar en 2012 un anuncio del mercado por publicidad engañosa. En este sector multimillonario es habitual encontrarnos con publicidad y afirmaciones “confusas y engañosas”, tal como se explica en este artículo del periódico El País.

En definitiva, todos somos víctimas del discurso publicitario; muchas veces demasiado opaco y hasta engañoso. Sin embargo, las mujeres son históricamente un blanco de dichos discursos que, en muchos casos, sobrepasan la línea de lo fraudulento.