¿Necesitas un nuevo servidor de hosting? Aquí van nuestros consejos imprescindibles

Una de las preguntas recurrentes de mucha gente que va a iniciar por primera vez una página web o blog en internet es a ver qué hosting tiene que contratar.

Mucha gente no tiene claro qué necesita para alojar su blog, bien porque nunca ha tenido uno o porque hasta la fecha ha tenido uno en blogger sin preocuparse de cuanto consumía o cuánto ocupaba, y ahora, al querer dar dar el salto a un alojamiento web propio más profesional, le surgen las dudas de qué contratar.

Primero de todo, lo que hay que tener claro, es saber qué finalidad va a tener tu página web. ¿Es un blog personal? ¿Es la página web de tu empresa? ¿Vas a ofrecer un servicio a través de él? No es lo mismo tener un sitio personal que lo van a visitar unas pocas personas o un proyecto el cual va a recibir miles de visitas al mes.

Está claro que al principio nunca vas a saber el éxito que va a tener un proyecto, por esta razón, es fundamental contratar un hosting escalable que te permita aumentar su capacidad de datos y transferencia en caso de que tu página web crezca y así lo requiera.

No tiene sentido contratar al principio por ejemplo un servidor privado o un VPS para tu sitio web si al principio apenas va a tener visitas. Puedes empezar por un alojamiento barato como el que te ofrece por ejemplo Hostgator, la empresa de hosting más utilizada en todo el mundo, con la que puedes empezar tu propio sitio web por apenas 50€ al año. (En www.cuponeshostgator.es tienes un descuento del 25% para tu primera contratación, por lo que si utilizas esta oferta podrás comenzar tu web por muy poco dinero).

Si tienes claro que tu proyecto va en serio y que quieres algo de mucha calidad, puedes buscar un hosting que esté perfectamente optimizado para el gestor que vayas a utilizar en tu proyecto.

Por ejemplo, si quieres montar una tienda online en Prestashop, puedes decantarte por contratar un hosting especializado en este tipo de gestor de tiendas en internet. Factoríadigital.com tiene planes muy interesantes y optimizados para ello con cupones puntuales para su contratación por ejemplo y gestionan actualmente más de 2.000 tiendas de clientes satisfechos.

Otra cosa a tener en cuenta, si quieres tener un buen hosting desde el principio, es que mires por ejemplo si la empresa que vas a contratar cuenta con la última tecnología para alojar páginas web. Por ejemplo, ahora están muy de moda los discos SSD en los alojamientos web (¡Si aún no los conoces te recomiendo que los descubras de una vez!). Estos hacen que tu web fluya mucho más rápido, uno de los factores que Google tiene en cuenta últimamente para posicionar mejor tu web en su buscador. Mira que la empresa que contrates cuente con este tipo de discos.

También tienes que tener en cuenta que servicios extra te ofrece la empresa con la que tengas decidido hacer tu contratación. Es importante que te ofrezca una capacidad de transferencia suficiente y que te de la posibilidad de crear tus propias cuentas de email, tener varias bases de datos

Todas estas características suelen venir bien especificadas en cada plan de hosting que ofrece cada una de las empresas de prestigio que puedes encontrar por internet. Fíjate bien en todas ellas antes de tomar una decisión. Todo lo demás, que tu proyecta tenga éxito o no, dependerá de tu trabajo para sacarlo adelante.